Desgarros musculares en perros: síntomas, causas y tratamientos

Tabla de contenido

(Obtenga más información sobre los desgarros musculares en perros. Crédito de la imagen: fstop123/Getty Images)

El desgarro muscular en los perros es una condición generalmente causada por un trauma en el área. Por ejemplo, un hueso roto o una torcedura de un músculo pueden causar la afección.

La mayoría de las veces, la condición ocurre durante sesiones de ejercicio de alta energía o juegos ruidosos con otros perros.

En general, el dolor, la hinchazón y la cojera pueden ser síntomas de la afección.

Si ve signos de la afección en su perro, consulte a un veterinario para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Esto es lo que necesita saber sobre los síntomas, las causas y los tratamientos para la afección.

Síntomas de desgarros musculares en perros

La condición causa una variedad de síntomas. Por ejemplo, algunos de los síntomas más comunes incluyen:

  • cojeando
  • Dolor
  • Hinchazón
  • Contractura muscular
  • Dolor de espalda baja
  • Cojera
  • moretones

Sin embargo, debido a que la afección es un trastorno interno, a veces puede ser difícil detectar los síntomas.

Causas de desgarros musculares en perros

(Crédito de la imagen: bluecinema/Getty Images)

La causa de la condición puede ser una serie de cosas. Por ejemplo, algunas de las causas más comunes incluyen:

  • No calentar antes de hacer ejercicio
  • Hacer ejercicio repetidamente
  • vivienda áspera
  • Demasiado entrenamiento de agilidad
  • Caminar sobre superficies duras
  • Displasia de cadera
  • Traumatismo en la zona

En general, los perros de trabajo y los perros deportivos corren mayor riesgo de padecer esta afección.

Tratamientos para los desgarros musculares en perros

Primero, su veterinario le preguntará acerca de los síntomas de su perro. En segundo lugar, su veterinario le preguntará sobre cualquier circunstancia reciente en la que su perro pueda haber sufrido la afección.

En tercer lugar, su veterinario realizará un examen físico completo. Se realizarán análisis de sangre y orina. Además, las técnicas de imagen, incluidas las resonancias magnéticas, las radiografías y las ecografías, pueden ayudar a diagnosticar la afección.

En general, el tratamiento comienza con un período de descanso. Además, a su perro se le recetarán medicamentos antiinflamatorios. Como siempre, si su veterinario le receta un medicamento a su perro, asegúrese de seguir las instrucciones correctas de dosis y frecuencia. También complete el curso completo.

La gravedad de la afección determina el siguiente paso en el tratamiento. Los casos severos requieren corrección quirúrgica del desgarro muscular. Sin embargo, los casos menos graves pueden tratarse con fisioterapia.

Mientras su perro se recupera de la afección, debe someterse a una rutina de ejercicio limitada. Su veterinario puede ayudarlo a sugerir una rutina que mantendrá a su perro saludable y lo ayudará a recuperarse.

Finalmente, con esta condición, siempre es mejor prevenir que curar. Así que asegúrese de que su perro esté bien calentado antes de participar en sesiones de entrenamiento de alta energía. También supervisa las sesiones de juego con otros perros.

¿Alguna vez has cuidado a un perro que sufría de esta condición? ¿Cómo ayudó su veterinario a su perro a recuperarse? Háganos saber en los comentarios a continuación.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Desgarros musculares en perros: síntomas, causas y tratamientos puedes visitar la categoría Salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Esta web utiliza cookies, puedes ver la política de cookies aquí.    Más información
Privacidad